Casa Rosada. Presidencia de la Nación Argentina

Acuerdo con la AFA sobre prevención de la violencia: Palabras de la Presidenta de la Nación

PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ EN EL ACTO DE ACUERDO CON LA ASOCIACIÓN DEL FÚTBOL ARGENTINO, DESTINADO A LA PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA EN LOS ESPECTÁCULOS FUTBOLÍSTICOS, SALÓN DE LAS MUJERES ARGENTINAS DEL BICENTENARIO.

 

 

Bueno la verdad que estamos muy contentos de poder ofrecer, hoy, a los argentinos, porque en realidad lo vehiculizamos a partir de la Asociación del Fútbol Argentino, y de todos los clubes adheridos, pero esto es un elemento que realmente lo hicimos con un software hecho con recursos del Estados, donde precisamente vamos a necesitar la colaboración activa de todos los dirigentes de los diferentes clubes para que suministren precisamente los datos de aquellas personas a las cuales no se les pueda permitir el acceso, más allá de lo que obviamente se va a cargar en la máquina que es todos los datos que la Justicia tiene en materia de prófugos, de gente con captura recomendada.

Pero yo quiero hablar un poquito de este tema porque – recién decías: “porque soy barrabrava” – últimamente se ha recargado mucho todo el tema de la violencia en el fútbol, de los barrabravas y de las hinchadas. Primero, yo creo en algunos casos, no en todo, por supuesto, con una clara intencionalidad política. Yo creo que es como si de repente aparecieron delincuentes, porque yo no quiero hablar de barrabravas, porque soy hija de una hincha, fanática como es mi vieja, se agarraba al alambre así y se sigue agarrando al alambre; fui esposa de un fanático también de Racing y soy madre de un hincha fanático, así que yo quiero hablar solamente con el corazón y desprovista de todos los intereses espurios  que muchas veces se mezclan en estas cosas, entremezclados con la política, entremezclado con los intereses de poner una situación como si fuera inédita y nueva en la República Argentina.

Yo he ido a la cancha desde que era pequeña, cuando me llevaba mi vieja, que no quería ir y me llevaban igual, tal vez no se veían las cosas que se vieron a partir de los noventa. No sé, me acuerdo que mi tía que era como mi segunda madre, iba con ella también a la cancha porque eran las dos fanáticas y me llevaban y me acuerdo que un día mi mamá, no sé qué pasó, y no sé que empujó a uno y uno le dijo una guasada, un barbaridad…. “la de tu hermana” viste, bueno. Y justo venía mi tía detrás con el paraguas, porque llovía y le dijo: “la hermana soy yo”… pum y le dio un paraguazo impresionante. Bueno fue una carcajada tremenda en la hinchada.

Pero también recuerdo, en el año 86, creo que fue, estábamos con mi hijo, mi mamá, mi marido, en el departamento nuestro, en Juncal, casi Uriburu, y jugaba Racing con Boca. No sé si jugaba en la cancha de Racing o de Boca, sé que Racing esa vez ganó seis a cero a Boca. ¿En la de Boca fue? Bueno, mi mamá – en ese momento – era mucho más joven, así que andaba con zapatillas porque no puede caminar por la pierna, pero se fue de tapado de piel, botas, cartera con mi hijo y mi marido. A la salida, eufóricos estaban todos. Vos te imaginás seis a cero contra Boca, ¿te imaginás? Yo había quedado – me acuerdo - en el departamento leyendo: “Recuerdos de la muerte”, de Bonasso, que recién estaba saliendo la edición de Bruguera, en la Argentina. Me habían dicho: “venite”. Y yo les dije: “no, yo me quedo acá leyendo”. Y Máximo, que tenía nueve años, le pide un muñequito de Racing al papá para que se lo compre. Mi marido mete la mano en el bolsillo y saca un montón de billetes, se ve que lo junan, lo ven – porque después me dicen que estoy con un discurso decadente – lo ven, lo visualizan, lo observan y entonces lo siguen dos o tres cuadras y se le tiran encima como cinco o seis tipos para sacarle la plata a Kirchner. Vos te imaginás ¿cuál fue la reacción? Bueno, se tiró al suelo, patadas van y vienen. Y mi mamá a los carterazos y las patadas. De resulta que no le sacaron un mango, se llevaron la chequera del Banco, que después la denunció y no pasó nada y llegaron – por supuesto – con el muñequito de Racing a la casa y me contaron la anécdota. Estoy hablando del año 86.

Después puedo hablar más cerca, del año noventa y pico, también, un partido famoso entre River y Racing, que creo fue en la Cancha de River, donde se armó un tole tole, ahí River ganó cuatro a tres a Racing y se armó un tole tole. Me cuentan los hinchas que había entrado y cuando pasaron había tres controles policiales y cuando salieron no había policía. Los que son futboleros se deben acordar: se armó una suerte de emboscada sobre la hinchada de Racing, a la salida, y se armó un tole tole de aquellos. Cuento estás anécdotas para que – por favor – yo tengo memoria y no nos tomen de tontos a los argentinos. Por eso estamos tomando estas medidas, creemos que se debe preservar pero que no nos vengan a contar y a querer cortar por lo más delgado el hilo de una violencia que muchas veces está inclusive dirigida e impulsada. Y no solamente en los hinchas fanáticos.

Conozco un profesor universitario, muy renombrado, no voy a decir el nombre, porque si no quedaría muy mal, que también en una oportunidad – que es de River, para que vean que tengo contactos con todas las hinchadas – es de River, no sé que pasó, le cobraron mal un penalti, o esas cosas que suelen suceder en las canchas y donde las personas más serias, más circunspectas, que uno nunca imaginaría que harían tales cosas, se convierten – yo conozco muchos de esos – y se armó un lío bárbaro. Todo el mundo empieza a hacer lío, empiezan a tirar piedras y él también agarra una piedra y está tirando así la piedra cuando un alumno lo reconoce y le dice: “hola, profesor, cómo le va”. Bueno, él me contaba que se sintió muy mal, dejó la piedra, pero si no lo ve el alumno seguramente lo hubiera tirado.

El tema de la violencia en el fútbol si lo circunscribimos únicamente a un grupito, vamos a equivocarnos y no vamos a darle una verdadera respuesta al problema. Los problemas con algunos grupitos, más que con la violencia en el fútbol tienen que ver con algunas cosas que pasan fuera de la cancha y no dentro de la cancha. Las más graves no pasan adentro de la cancha, pasan afuera. Esto también lo quiero dejar muy claro porque yo también quiero hacer un homenaje a las hinchadas argentinas, a los fanáticos de todos los partidos. Miren el cantito que me hicieron. Todos esos que están ahí van todos al fútbol, seguro, porque el cantito que hacen en dos minutos  en relación a una cosa que tiene lugar en ese momento, no premeditada y que ha caracterizado al fútbol argentino casi como una atracción turística.

Me ha tocado estar en Francia, participando – se acuerda usted Grondona, yo era candidata a Presidenta – y jugaba la selección francesa contra la selección argentina, en París. Y justo yo tenía que ir a París porque me recibía el Presidente y demás. Y Kirchner me toreó, me dijo: “calculo que vas a ir al partido, quieres ser Presidente, eres candidata, juega la selección”. Y le dije: “y si pierde me van a decir como al otro, que no, que esto, que lo otro, que aquí, que allá”. “Ah, yo iría”, me dice. El tipo me toreaba, y me acuerdo que un secretario mío, que ya no está más, y que había sido jugador de fútbol me decía: “no vaya”, me apuntaba. “Y si llega a perder, olvídese estamos en campaña. No vaya”. Y ese día hacía un frío en París. Fuimos y me senté en un estadio impresionante en las afueras de París y había en una ochava de la tribuna… estaban los argentinos, que te dabas cuenta. No hacía falta que te dijeran que estaban los argentinos, porque gritaban, sacaban fotos, para el lado que estábamos nosotros, chillaban, sacaban banderas. El resto del estadio todo lo que escuché fue… son diferentes formas, no criticó. Todo fue: “Alé, alé, alé, alé, le blue”. Por supuesto – ¿estoy mintiendo Grondona? -  fue durante todo el partido… “Alé, alé, alé, alé, le blue”. Los nuestros gritaban, saltaban, bueno ganamos una a cero, Dios mío. Y yo le preguntaba sentada al lado del presidente de la AFA, Grondona: “Por favor, ¿dígame cuánto falta?” Nunca, en mi vida, sufrí, no sentía frío ya al final, era un frío quemante. Yo quería que terminara el partido una a cero, porque además fue la primera vez que le ganábamos a la selección francesa, después de 27 años, en su propio estadio.

Me acuerdo que al otro día… sí, sí me acuerdo, siempre son los jugadores o no son los jugadores, me acuerdo que me encontré, el otro día, con Martín Pichot, en una fiesta de la Embajada. Él era el capitán de la selección de rugby que estaba jugando obviamente en Francia, y que no había podido estar, porque justo ese día, el club de él francés había tenido que ir a jugar a Londres. Y él me decía: “No puede ser, estoy harto de verlos ganar y justo el día que gana la Argentina yo no estoy en París”. Bueno, se quería matar. En fin, las cosas… las miles de anécdotas y vivencias, pero quiero dejar muy claro que en realidad lo que estamos tratando con esto es incorporando un elemento más, que va a ser responsabilidad de los clubes. Nosotros vamos a hacer, en esta primera etapa, una entrega a la AFA, de 100 equipos, que como ustedes vieron – salvo la susodicha – todos pudieron identificarse. ¿Cuánto costaron, en total – Florencio -  los cien equipos? Ah, bueno, el costo de la netbook, la valijita esa y el desarrollo del software es propio, así que en realidad es un costo mínimo. Va a ser muy importante, lo van a tener que coordinar con la gente del ministerio de Seguridad y también con toda la gente de Deporte para que esto funcione muy bien.

Y además otra cosa que también tengo que decir, cuando se arman bardos no se arman solamente bardos en la “popu”, se arman también bardos en la platea. Yo he visto agarrarse a piñas en la platea entre gente, inclusive, del mismo club porque tienen diferencias con respecto a la jugaba del arbitro, a lo que opinan del técnico, a lo que opinan del fútbol. Así que creo que hacer un reduccionismo de creer que solamente un grupejo identificado puede generar un clima de violencia generalizada, lo hemos visto cuando hay una mala jugada. Lo que tenemos que lograr sí es que los réferis cobren bien, siempre uno tiene una mirada sesgada cuando es hincha, pero a veces yo no entiendo nada y cuando me explican y veo observo que hay cada bombeada que no se puede creer. Y la verdad que cuando hay bombeada la gente se indigna y hasta el más pintado, el más educado por ahí se manda un macanón. Por eso creo que… ya veo mañana titular de Clarín: “Cristina defendió a los barrabravas, confirmado”.

Bueno, pero esto era lo que yo quería decirles y realmente hacer justicia con miles y miles de gentes que tienen una pasión que los ha convertido en un verdadero icono de la Argentina. Ustedes saben que hay tours que van específicamente a las canchas. Bueno era de Boca realmente, para que no se ofenda nadie, porque bueno entran con los trapos, es toda una mística, llevar los trapos, defenderlos, después dónde los guardan y demás. Como verán estoy informada al respecto. Y la verdad que siento mucho afecto y mucho cariño porque en realidad desde muy chica viví esa cosa de sufrimiento y de alegría frente a los jugadores, al cuadro preferido de cada uno y la verdad que me parece muy interesante.

Lo que si también quiero… y un poco venía con esto, con esta cadena nacional del miedo y del desánimo, porque parece que este problema con el fútbol se hubiera instalado ahora, y no es así, pero…es las muestras. ¿Dónde está el ministro Julio Alak? Ahí está, el ministro Julio Alak, que ayer y hoy tuvo que salir a desmentir y a aclarar por todas las radios lo que fue la tapa de ayer del diario Clarín. La voy a leer: “Sacan presos de la cárcel para llevarlos a actos kirchneristas… militancia en los actos políticos, sin consentimiento”. O sea que se sacaban a los presos de la cárcel para llevarlos a actos políticos. En realidad, ustedes saben,  que de los 60.000 presos que tiene la República Argentina, solamente 9.700 corresponden al Servicio Penitenciario Nacional, y yo quiero decirles que el Servicio Penitenciario Nacional, el Federal, es realmente un modelo en la República Argentina por varias y merecidas razones. 35 establecimientos, somos el único que no tiene superpoblación, porque hemos construido. Me tocó también a mí como Presidenta inaugurar una importante cárcel modelo, en el noroeste, en Salta, hace muy poco tiempo, hará un año o un año y medio, donde realmente está el pabellón de mujeres, el pabellón de hombres y realmente es una cárcel modelo nacional. Y todo lo que hemos cambiado, a partir del año 2003, donde prácticamente el 35 por ciento de los presos ni siquiera tenía documentos de identidad, no había ni identificación. Hoy, a partir de un programa muy agresivo de identificación y entrega de documentos. Sí había gente presa indocumentada. Hoy el ciento por ciento de los presos tiene su documento; hoy tenemos planes laborales. Porque los que tanto hablan de la Constitución deberían leer que la Constitución establece muy claramente que las cárceles deben ser sanas, limpias y no pueden ser castigo para los presos porque tienen que impulsar la resocialización y la reinserción en la sociedad. No solamente por una cuestión de convicciones, de ética, de principios o de derechos humanos, sino para evitar la reincidencia, fundamentalmente. O sea que cuando esa gente salga de la cárcel vuelva a reincidir.

Hoy, el 70 por ciento de los presos del Servicio Penitenciario Federal tiene trabajo adentro de la cárcel, en cuestiones de carpintería. Está ayudando mucho UOCRA, participa también SMATA, participa la Iglesia Católica, participa la Iglesia Evangélica, más de 20 ONGs - entre las cuales está Vatallón Militante - que en realidad parece ser que cuando las ONGs tienen una determinada orientación son malas, porque también recuerdo a una organización muy mentada, como fue Poder Ciudadano, que era una organización muy independiente y su presidenta, una de sus miembros más conspicuas, terminó siendo Diputada, por un partido de centro derecha. Parece ser que cuando se es de centro derecha se puede ser independiente, miembro de ONG y participar en política y cuando sos un poco más afecto a lo nacional, a lo popular, a lo democrático parece ser que allí hay objeción.

El 70 por ciento de los presos trabajan y cobran el salario mínimo, vital y móvil, de 2.300 pesos, lo que le permite a su familia también y a ellos tener una reinserción.

En materia de infraestructura les decía que somos en Latinoamérica los únicos que no tenemos superpoblación carcelaria merced a toda la inversión. Estamos ahora construyendo además en Agote y Mendoza, en Mendoza que habíamos recibido muchas denuncias pero no por el Servicio Penitenciario Federal de Mendoza, sino por el Servicio Provincial de Mendoza muchas denuncias ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Todas las denuncias que tenemos ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, las tenemos por los servicios penitenciarios provinciales, ninguna por el Servicio Penitenciario Federal que ya desde la época de Perón y Pettinato, no este Pettinato sino el papá, marcaron una etapa.

¿Ustedes saben que hasta que estuvo Perón y Pettinato los presos tenían grilletes y trajes a rayas? ¿Se acuerdan de esos personajes de Disney? Hay unos personajes, los Cuatreros, los Matreros…Bueno, hasta que llegaron Perón y Pettinato los presos tenían traje a rayas y grilletes.

En educación, porque ustedes saben que sacamos una ley donde se establece la educación de los presos, el 66 por ciento de los presos, nos gustaría que fuera el 100 por ciento, pero el 66 por ciento de los presos, está bajo régimen de educación formal y de los que han tenido título universitario, salvo el caso de Schoklender, no hay ninguno que haya reincidido, o sea, no hay ninguno que haya reiterado y hemos bajado de más del 50 por ciento de reincidencia que teníamos al 2003, al 22 por ciento con este sistema.

¿Qué pasó? Que estas organizaciones no gubernamentales, con autorización judicial y no a actos políticos sino a actos culturales, llevan –acá están las autorizaciones judiciales, bueno, ya las mostró el Ministro creo-, precisamente, la tarea de reinserción social, de no aislamiento del preso de modo tal de poder lograr su reinserción en el resto de la sociedad. Nos gustaría que estuviera el 100 por ciento, nos gustaría que la educación formal la tuviera el 100 por ciento pero esto no es obligatorio, esto depende exactamente de cada preso y también programas culturales.

Pero plantear esto, esta mentira absoluta en lo que es obligación por ley hacer, que es la tarea de reinserción y socialización, organizaciones no gubernamentales de la seriedad, que están participando más de 25 en todo este tipo de eventos, esta mentira y tener que el Ministro salir a comunicarlo con los instrumentos, con los avances y de esta manera mucha gente se enteró de lo que era la política penitenciaria.

Pero fíjense qué curioso, porque yo creo que además de esta cadena nacional del miedo y el desánimo, yo le agregaría “y del encubrimiento”. Porque fíjense la tapa que habían puesto, como que se reclutaban gente para actos políticos cuando en realidad eran con orden judicial, en los programas establecidos, en un programa de recuperación y de resocialización de los presos.

El día 20 de julio, o sea, hace poco más de una semana, viernes 20 de julio, se toma conocimiento –y digo se toma conocimiento por en realidad se toma conocimiento formal a las 18 y 30 del día viernes-, se escapa un peligroso preso del Servicio Penitenciario Bonaerense. Este es el título que mereció el día martes, porque se escapa el día viernes; este que se escapó es el que mató al chico de Martinó, al empresario pizzero, si mal no recuerdo, el día 14 de junio de 2010 en una entradera en la casa, lo llevan, lo secuestran, este hombre, el prófugo, está prófugo y está condenado. Lo condenaron el día 14 de julio del 2012, o sea, la verdad que debo reconocer que la Justicia actuó con mucha celeridad, el 14 de junio en un operativo donde lo toman de rehén a este muchacho, cuando tratan de asaltarlo se lo llevan y finalmente lo matan, con lo cual la causa fue robo, uso de arma de guerra, privación ilegítima de libertad seguida de posterior homicidio, peligrosísimo delincuente, que fue obviamente con complicidad como se escapó esta persona.

Pero recién aparece la noticia en policiales, nunca en la parte política, aparece y en la página 38 y este el cuadrito que merece el día martes, el título cuál era, ah, “el 28 por ciento de la…”. Todas las primeras páginas estaban ocupadas por lo que decían que estábamos haciendo mal nosotros con los fondos de la ANSES.

Mientras tanto habían pasado cuatro días y nadie daba cuenta de que se había escapado este hombre. Tampoco se observan fotos. Cuando uno va a la página 38, lo único que observa es la foto desesperada de los familiares del muerto, un muchacho de 29, 30 años, que dejó seguramente una familia destruida, llorando el día de la condena, porque lo habían condenado a 29 años el 10 de julio y el 20 de julio, diez días después se fugó, cuatro días después dan la noticia y recién el jueves, o sea el jueves de la semana pasada, casi una semana después, recién aparece la foto del prófugo en la tapa…Por supuesto, ¿quién aparece? Ah, aparecía usted Moreno, mire, en la tapa…El patrimonio de Moreno creció el 91,5 por ciento en un año…sí, todas las cinco o seis primeras páginas son una para Moreno, dos para el otro…Bueno, están todos los funcionarios del Gobierno nacional, el prófugo asesino aparece en este cuadrito y aparece recién en la página 44 también en policiales.

Y yo pensaba: no vi ninguna figura política teniendo que dar explicaciones por esto. Por eso hablo también de la cadena nacional del miedo, del desánimo y del encubrimiento. Porque para determinadas cosas hay claramente la figura del encubrimiento y para otras la mentira, la injuria y tratar de involucrar siempre al Gobierno nacional, que solamente tiene 9.000 presos a su cargo y donde, en realidad, los hechos más espantosos y relevantes y todavía no esclarecidos pese a que se habían tomado detenidos a los pocos días, están todos libres de mérito en causas que tuvieron en vilo a la sociedad, de eso no se habla, no se escribe y no se filma; se dicen cosas como las que tuvo que salir a desmentir y a explicar el ministro de Justicia.

Y yo comprendo el dolor de las víctimas, fundamentalmente, porque comprendo también el dolor por ahí de los padres de la chica que murió quemada por este pibe que lo están tratando de socializar, de reinsertar pero que no va a quedar ni va a fugar, que vuelve a la cárcel todos los días.

Entonces digo que la verdad no les importa un pito a esta gente que escribe estas cosas, el dolor de las víctimas, lo que sufren; lo único que les interesa es cómo manipulan ese dolor para causar daña político, para estigmatizar, para mentir.

Por eso digo que era un momento en el que quería contar, comentar con ustedes estas cosas porque realmente, hay una clara, una muy clara orientación a encubrir también cosas que suceden todos los días.

Néstor siempre me decía: “Los elefantes son grises, cuando uno quiere que un elefante no se vea, ¿qué hay que hacer?, poner varios elefantes y si lo quiere disimular más, que el elefante sea verde o rosa” Vieron que un elefante rosa o verde no existe, así que, llama más la atención todavía.

Por eso el título que pusieron ayer era “un elefante rosa, un elefante verde”, para que no se vieran los otros elefantes grises, de una persona que recién es publicada su foto de prófugo, casi una semana después que escapó. Debe estar a la altura de México, más o menos, o debe de haber entrado y salido 20 veces…

¿Qué es lo que hace un fiscal, la Policía, el ministro de Seguridad o quién sea frente a un caso que había impactado además a la opinión pública como era este? Fundamentalmente, la primera cuestión es publicar la foto, en primera plana de todos los diarios y todos los canales de televisión deberían de haberlo hecho para que realmente se pudiera identificar a esta persona que fue condenada a 29 años de prisión y que a los 10 días escapó con evidentes complicidades. Sin embargo, no figura en ninguna parte política, sino en la página de policiales.

¿Escucharon dar explicaciones a alguna persona política sobre esto y otros hechos no esclarecidos y que conmovieron y siguen conmocionando a la opinión pública porque encuentran a los culpables los primeros tres días y después esos culpables no son tales, pasan 2, 3, 4 meses, salen libres de mérito y acá no ha pasado nada. Esto es lo que está pasando en la República Argentina.

A mí me duele mucho que se juegue con el dolor de la pérdida de los seres queridos, porque cuando se juega con el dolor de la pérdida, de la ausencia, que el dolor de la ausencia puede ser por una bala asesina, puede ser por una enfermedad maldita o puede ser por un accidente de tránsito, en realidad, saben que mueren más argentinos por accidentes de tránsito que por causas de inseguridad y de violencia, pero la ausencia es la misma siempre. El ausente te lo habrá matada una bala, te lo habrá pisado un auto, se habrá muerto enfermo, pero el dolor de la pérdida y la ausencia no tiene distingos.

Por eso, mi solidaridad con todas las víctimas y, fundamentalmente, que no sigan utilizando el dolor de la gente para encubrir y, en todo caso, crear elefantes verdes o rosas para que no veamos que los elefantes son grises. Porque los elefantes siempre fueron grises y más tarde o más temprano siempre se terminan viendo.

Vamos a levantar un poco pum para arriba el ánimo y acá esta ella que también…vieron a ver todavía que no entra en el cajero, que no le da el número, porque era Evita. Si hubiera puesto…no sé, ahora no voy a decir ningún nombre, no sueñen con que diga ningún nombre…También  es curioso porque además siempre te dan de imponernos a mí con las hinchadas, con las barras bravas y a otros dirigentes políticos que han tenido una actuación en clubes importantísimos tampoco le dicen nada y es raro, que deben ser amigos un barra brava, de algún muchacho de ahí, deben tener algunas amistades tal vez non santas. Yo la verdad que nunca tuve nada que ver porque no soy tampoco ni quiero ser presidenta de ningún club. Casi cuando mi vieja quiso ser vicepresidente de Gimnasia la agarré casi de los pelos y la saqué…bueno, quería ir, bueno, pero…

También hasta con el maravilloso billete, que no entra, que es chico, que no encaja, que el ojo, que esto, que el otro. No era el billete, lo sabemos qué era: Evita y nosotros, esta es la verdad, lo que les molestaba era Evita. Bueno, en fin, todo es así.

Yo también quería y para terminar creo un día muy importante con este sistema, yo voy a meterlo de vuelta al dedo antes de irme porque eso va a salir…o me confirman como angelito porque no salgo.

Quería también pedirle en este 60º del paso a la inmortalidad de Eva Perón que este próximo campeonato de llame “Campeonato Eva Perón” y que la copa…¿cómo se va a llamar, a ver, adivinen, a ver si son vivos? No nena…me mato, vos qué querés, que mañana me fusilen en los diarios, es amor lo tuyo, yo lo entiendo, pero no, no, mañana me fusilan…”Evita Capitana”, muchachos, tiene que llamarse la copa, “Evita Capitana” porque además tiene que ver con la capitanía de los clubes, la capitanía de la Selección y la capitanía de la Argentina, por qué no, Evita capitana de la Argentina. Así que, vamos a hacer el campeonato Eva Perón y la copa “Evita Capitana”. 

Muchas gracias a todos, muchas gracias a todos los dirigentes de todos los clubes de fútbol, yo les pido por favor a todos que colaboren con este tema del SABED y de la seguridad y a todos los hinchas que nos portemos todo lo mejor posible para que el fútbol argentino siga siendo esa maravilla de consignas, de banderas, de creatividad, de argentinidad. Yo soy Clemente con eso, tiro pepelitos.

La verdad, para terminar, que yo no entiendo mucho de fútbol y no me gusta el fútbol, pero cuando iba a la cancha porque me llevaban o cuando lo iba a acompañar a Néstor, ¿yo saben qué miraba?, las tribunas, porque lo que más me maravillaba eran las tribunas. Esos tipos parados en la paraavanchas con las banderas que los cruzan así, arengando…Son una maravilla porque vos los ve realmente y después conozco a algunos, a ser si veo a alguno de Boca que conozco, no hoy no vino, pero hay uno de Boca que conozco, que ocupó una importante posición en el Estado nacional, no lo voy a decir, que es impecable y en los actos políticos, sobre todo cuando era más joven, ahora ya no tanto, ahora es más serio, pero en la cancha colgado de la paraavalancha y con la bandera, nunca mirando el partido, porque no miran el partido, arengan y arengan y arengan, la verdad mi respeto para todos ellos. Porque la verdad que sentir pasión por algo, sentir pasión por un club, es también, ¿sabés qué?, estar vivo. Los que no tienen pasión por nada, la verdad, que yo siempre desconfío de los que no tienen pasión por nada. Por algo hay que tener pasión, por la política, por el fútbol, por la literatura, por la educación, por la ciencia, por lo qué fuera. Pero esa gente que todo “se gual”, a mí personalmente no me gusta; a mí me gusta mucho la gente pasional.

Así que, a hacer las cosas bien y a ver si podemos con esto del SABED colaborar desde el Gobierno, junto a los clubes y juntos a todos ustedes, para que las cosas anden mejor.

Muchas gracias y muy buenas tardes a todos y a todas. (APLAUSOS)